Hospice Conac /

Toda la Información de Nuestra Institución

Quienes Somos


En 1993, cuando la prestación de salud en pacientes con cáncer avanzado no estaba cubierta por la Salud Pública, la Corporación Nacional del Cáncer CONAC, comienza con la atención de pacientes de cáncer avanzado en cuidados paliativos.
La atención ambulatoria entregada en forma profesional y personalizada, permite otorgar prestaciones a un gran número de pacientes. La necesaria cobertura de aquellos que progresivamente se ven imposibilitados de concurrir a control. Es así que en la actualidad, se han controlado y asistido a miles de pacientes y sus familias, permitiendo una mejoría en sus condiciones de vida y un desenlace tranquilo.
El desarrollo de la medicina paliativa en el país, además de la cobertura dada por los planes del AUGE/GES, tanto a pacientes Fonasa como de Isapres, ha posibilitado a CONAC ir mas allá en la atención de nuestros pacientes, creando un centro de hospitalización para pacientes de cáncer avanzado, bajo el concepto de “Hospice” que incorpora la atención integral en Cuidados Paliativos.



La Palabra "Hospice"


La palabra "hospice" viene del latín "hospitium", que significa casa de huéspedes. Originalmente fue descrito como un lugar de refugio para los viajeros cansados y enfermos que regresaban de las peregrinaciones religiosas. Durante la década de 1960, la Dra. Cicely Saunders comenzó el movimiento de hospicio moderno, fundando el Hospicio de San Cristóbal, cerca de Londres.
En St. Christopher's se organizó un equipo de profesionales de cuidados, y fue el primer programa en utilizar modernas técnicas de gestión para el manejo del dolor y la atención paliativa a pacientes en fase terminal. El primer hospice en los Estados Unidos se estableció en New Haven, Connecticut en 1974. Hoy más de 3000 programas en EEUU ofrecen atención de hospice. La mayoría de los planes de seguro en los EE.UU. incluyen hospice como un beneficio cubierto.





Por qué contar con un Hospice


La Corporación Nacional del Cáncer, CONAC, inicia en 1993 la atención de pacientes de cáncer avanzado en cuidados paliativos. En un momento en que aún la prestación no estaba incluida ni cubierta en la salud pública. La atención ambulatoria otorgada en forma profesional y personalizada, permite otorgar prestaciones a un gran número de pacientes. La necesaria cobertura de aquellos pacientes que progresivamente se ven imposibilitados de concurrir a control.
Es así que hasta este año 2011 se han controlado y asistido a miles de pacientes y sus familias, permitiendo una mejoría en sus condiciones de vida y una muerte digna.
Los cambios que han permitido el desarrollo de la medicina paliativa en el país, la cobertura dada por los planes del AUGE/GES, tanto a pacientes Fonasa como de Isapres, ha posibilitado a CONAC ir aún mas allá en la atención de nuestros pacientes, creando un centro de hospitalización para pacientes de cáncer avanzado, en el concepto de “Hospice” e integrando la atención global en el Centro Integral de Cuidados Paliativos.

Datos epidemiológicos que apoyan la necesidad de contar con un Hospice

• El cáncer es una enfermedad social, no solo por su incidencia (es la segunda causa de muerte), sino por todos los problemas que acarrea el tratamiento de una enfermedad crónica y de alto costo.
• Los cambios demográficos y de morbilidad conducen a un aumento del número de pacientes geriátricos y de la prevalencia de enfermedades crónicas y degenerativas.
• Los avances científicos han posibilitado que enfermedades incurables o letales varíen su evolución, prolongando la supervivencia y aumentando la etapa de cronificación.
• El incremento del número de pacientes y familiares afectados por el sufrimiento que produce una situación terminal y pueden ser factor de hospitalizaciones prolongadas y congestión de servicios de salud.
• En gran parte del mundo, fundamentalmente en los países en vías de desarrollo, la mayoría de los pacientes con cáncer se presentan en una etapa avanzada de la enfermedad.
• El mal manejo del dolor y de otros síntomas complejos, incrementa el sufrimiento de los pacientes y produce la claudicación familiar temprana. Debido a esto, se producen internaciones reiteradas en un sistema que no está preparado para recibirlos, generando gastos innecesarios en estudios o terapias que no llegan a cubrir las necesidades reales de los mismos lo que se traduce en un incremento en los niveles de insatisfacción, en los pacientes y sus familiares.
• La situación económica familiar, casas pequeñas, necesidad de trabajo de familiares, etc. implica muchas veces una imposibilidad de entregar el cuidado deseado al paciente.

Principios de la atención Hospice


1. - Garantizar cuidados paliativos a los pacientes en situación terminal, como un derecho del individuo, en cualquier lugar, circunstancia o situación, de manera que reciban la asistencia médica, psicológica y social que precisen sin distinción del tipo de enfermedad neoplásica, ni ámbito de atención.
2. - Asegurar que al paciente se le informe adecuadamente sobre su enfermedad y condición, respetando tanto su derecho a ser informado como a no serlo. Se debe garantizar en todo momento su libertad y responsabilidad para participar en lo que sucede a su alrededor. En caso de no poder ser informado el paciente, por las razones médicas o legalmente establecidas, será el responsable más cercano a éste el que reciba la información.
3. - Los Cuidados Paliativos se efectuarán a modo de red de trabajo integrada en los recursos del sistema nacional de salud, y en una estrecha colaboración con los servicios existentes y a los que pertenece el paciente.
4. - El Cuidado se debe brindar a través de de un equipo interdisciplinario de profesionales al servicio del paciente, que respete y promueva en toda su dimensión a la persona humana. En este sentido, la formación de los profesionales que se efectuará en HC y la coordinación entre ellos son las estrategias fundamentales para alcanzar el objetivo de mejorar la atención a estos pacientes, y proporcionar la continuidad en los cuidados.
5. - Desarrollar una coordinación con las diferentes redes sociales de apoyo a nivel gubernamental, de otras organizaciones no gubernamentales e instituciones de salud.
6. - Fomentar la formación como una de las estrategias más potentes para el desarrollo de una red de trabajo en cuidados paliativos de calidad.

Hospice CONAC


El área de hospitalización del Centro Integral de la Corporación Nacional del Cáncer :: cuenta con un total de ocho salas de hospitalización con diferente número de camas, dependiendo de la complejidad del cuadro clínico y la necesidad de cuidado personalizado al paciente.
Cada sala posee camas clínicas eléctricas, que proporcionan al paciente la movilidad, la comodidad, y el confort necesario durante su hospitalización. Además cuenta con un sistema de monitorización, alarmas, oxigenoterapia, central de enfermería y diversos elementos que permiten entregar una atención integral de calidad.
Todo el recinto cuenta con climatización, pisos con tecnología clínica, cortinas con componentes antibacterianos, áreas de farmacia, baños para discapacitados, lavandería, central de oxígeno, equipo electrógeno de emergencia y estanque auxiliar de agua potable. Además cuenta con un Oratorio y un recinto especial para fallecidos.
Hospice CONAC cuenta con un completo equipo de profesionales para su cuidado:

• Visita y control médico diario.
• Enfermería permanente.
• Control nutricional de acuerdo a la patología y características del paciente.
• Atención psicológica, tanto al paciente como a su familia. El manejo de la fase de duelo será una preocupación permanente de la atención integral.
• Voluntarias comprometidas a buscar un mejor entorno y confort a los pacientes y soporte espiritual tan necesario al final de la vida.
El área ambulatoria y de hospitalizados, permite entregar a pacientes y familiares diferentes actividades interdisciplinarias, como talleres de psicología, de alimentación, de prevención de complicaciones, etc.
La atención que otorga el Centro Integral de CCPP Conac, se efectúa tanto a pacientes FONASA como a pacientes de Isapres, siendo nuestra mayor preocupación entregar una atención de calidad a los pacientes de menores recursos, cumpliendo así con la labor social que ha caracterizado a CONAC.

Objetivos


Con el fin de asegurar los principios que rigen la atención y cuidados de los pacientes en CCPP y/o atención de Hospice, se han definido los objetivos específicos de la atención integral de nuestro HOSPICE:

• Establecer las medidas de organización y asistenciales que permitan ofrecer una cobertura adecuada y una coordinación entre los distintos niveles y recursos disponibles, asegurando la equidad, calidad, efectividad y eficiencia y consiguiendo de esta forma la satisfacción de pacientes, familias y profesionales.
• Facilitar un modelo de trabajo que permita el abordaje interdisciplinario e integral de las necesidades del paciente y reducir de esta forma el impacto de la enfermedad a nivel personal y social.
• Impulsar la formación de los profesionales implicados en los cuidados de los pacientes. Además se debe impulsar en todas las fases de formación profesional (pregrado, postgrado y continuada).
• Proporcionar una formación y educación sanitaria a la familia basada en las necesidades de cuidados del paciente, como medida fundamental para velar por la autonomía de la familia como proveedora de los cuidados.
• Fomento de la investigación en las distintas áreas clínica, epidemiológica, social, filosófica y bioética.